Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía

Red de grupos antimilitaristas, noviolentos, ecologistas y feministas. La guerra es un crimen contra la humanidad. Por ello me comprometo a no apoyar ningún tipo de guerra, y a luchar por la eliminación de todas sus causas.

La Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía (R.A.N.A.) apoya la huelga general

Desde el movimiento antimilitarista no violento andaluz, somos conscientes del brutal ataque que, en los últimos años, se está produciendo contra l@s trabajador@s por parte de los poderes económicos, con la Europa del capital y la guerra a la cabeza: más de 4 millones de parad@s, extensión ilimitada de la precariedad laboral y social, trasvase descarado de de dineros públicos a la banca privada, recorte de derechos laborales y de salarios, abaratamiento de los despidos, dificultad de acceso a la vivienda, deterioro de los servicios públicos…todo tipo de medidas para que una minoría siga acumulando cada vez mayores beneficios (los 7 grandes bancos y cajas obtuvieron 17.000 millones de euros de beneficios netos en el 2009), mientras que la gran mayoría nos empobrecemos cada vez más.

Como antimilitaristas, nos indigna que, en este contexto, el gobierno mantenga una política militarista, sin recortes del gasto militar. El despliegue militar español en la ocupación de Afganistán supone diariamente 1 millón y medio de euros. Sólo en 2009 se gastó 716 millones de euros en mantener tropas en otros países El gasto militar en el Estado Español crece anualmente, hasta situarse en la actualidad en un 9’8% del actual presupuesto: 18.160’89 millones de €, sin contar con los gastos policiales y carcelarias con los que alcanzaría 23.115’03 millones. En 10 años se ha incrementado en un 37’7%.

Los contratos de armas vigentes rondan los 30.000 millones de euros, lo que casi quintuplica los 6.045 millones que pretenden recortarse de la inversión pública entre 2010 y 2011. Las empresas armamentísticas han recibido créditos a un interés cero durante 20 años por un valor de 14.205 millones de euros, de los que no se ha devuelto ni un 1%. El gasto militar, de esta forma, se conforma como una de las bases generadoras de la deuda pública que tanto se dice combatir.

En resumen, todo está relacionado: el brutal retroceso de los derechos a todos los niveles de la ciudadanía va íntimamente unido con el reforzamiento del militarismo y de la violencia estructural de un sistema que genera cada vez más desigualdad, más miseria, más guerras, en todo el planeta. Esta barbarie se extiende generando inseguridad alimentaria, sanitaria, medioambiental… y otras formas de violencia estructural y guerra que exigen nuestra respuesta crítica y reivindicativa desde las políticas globales, a las cotidianas.

Por todo ello, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía para que participe en la huelga general del 29 de septiembre con una implicación consciente y de continuidad, expresando nuestra exigencia de un cambio radical de rumbo de las políticas sociales y económicas, y reclamando el recorte drástico del gasto militar y su destino a usos sociales.

Anuncios

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: