Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía

Red de grupos antimilitaristas, noviolentos, ecologistas y feministas. La guerra es un crimen contra la humanidad. Por ello me comprometo a no apoyar ningún tipo de guerra, y a luchar por la eliminación de todas sus causas.

Un llamamiento contra las maniobras de la OTAN vertebra movilizaciones y acciones de desobediencia civil

En Andalucía hay confirmada movilizaciones en Córdoba, Barbate (Cádiz) y Sevilla.

UN LLAMAMIENTO CONTRA LAS MANIOBRAS DE LA OTAN VERTEBRA MOVILIZACIONES Y ACCIONES DE DESOBEDIENCIA CIVIL

graficaMás de 60 grupos y organizaciones del estado español y del resto de Europa han hecho público su apoyo al “Llamamiento a la acción” contra las maniobras militares “Trident Juncture 2015”,  las mayores de la OTAN desde el final de la Guerra  Fría, que movilizarán a partir de hoy 21 de octubre a 36000 militares, 4.000 vehículos y aeronaves de guerra en Italia,  Portugal y, principalmente, en España, donde se desplegarán 20.000 efectivos (8000 de ellos aportados por las propias FFAA españolas) y cientos de carros de combate.

En Andalucía hay ya confirmadas manifestaciones en Córdoba el próximo 29 de octubre, unas jornadas por la Paz y manifestación el 31 de octubre en Barbate (Cádiz) y una concentración en Sevilla el próximo 4 de noviembre junto al consulado de EEUU impulsadas por diversos movimientos sociales, sindicales y organizaciones políticas. (Atención. Desconvocada concentracion del día 4 de noviembre en Sevilla).

Siguiéndo este llamamiento ya han actuado, sin violencia, grupos de distintos lugares como Bilbao o Valencia, donde se ha obstruido la salida de maquinaria militar, al encadenarse activistas antimilitaristas a los tanques preparados para participar y cortando así el flujo de armamento que va desde el puerto de Sagunto hasta la prinicipal zona de estos “juegos de guerra”, en Zaragoza, que, por su parte, prepara una cadena humana contra la visita a esa ciudad del secretario general de la OTAN el próximo 4 de noviembre (que la organización militar ha definido como el “día de los vistantes distinguidos”), y donde, a su vez, tomarán el relevo de movilizaciones y acciones de desobediencia civil en Barbate (Cádiz) impulsadas por la Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucia. “La guerra empieza aquí, parémosla aquí”: ése es lema principal que enmarcan estas acciones de protesta y resitencia civil a la barbarie”, aclaran desde Alternativa Antimilitarista.MOC, impulsora del llamamiento, que puede ser consultado en http://bit.ly/apoyas

El conjunto de los grupos firmantes consideran que estas “supermaniobras” “incrementan la  inseguridad del planeta y, particularmente, la nuestra, por situarnos  como escenario principal de sus operaciones de guerra. Nos traen la  guerra «a casa», nos convierten en colaboradores directos de la  violencia de la OTAN, y, por tanto, en objetivo de guerra de sus  oponentes, alientan el terrorismo, la división social, el racismo, el  miedo…”

Y es que el ejercicio Trident Juncture está suponiendo la apropiación y el uso militar dominante de puertos, aeropuertos, líneas férreas y espacios naturales en Valencia, Bilbao, Zaragoza, Navarra, Albacete y varias zonas de Andalucía para llevar a cabo los entrenamientos de guerra que certificarán la capacidad ofensiva e intervencionista de la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN y exhibirán su poder de destrucción.

Para el conjunto de las organizaciones que apoyan el llamamiento “las maniobras Trident Juncture  protegen exclusivamente a una minoría privilegiada, acrecientan el gasto  militar mundial en detrimento de la inversión imprescindible en  necesidades sociales y humanitarias, como combatir las consecuencias  dramáticas de la crisis capitalista, frenar la degradación  medioambiental, promover el comercio justo, la solidaridad económica o  la cooperación para el desarrollo global del planeta.”

Según los grupos firmantes, ejemplos de estas políticas que  priorizan la preparación de la Guerra son el hecho de que, sólo en 2014 el gasto militar mundial  fue  de 1,8 billones de dólares, mientras que en 2016 el Estado Español  consumirá 24.489,96 millones en la preparación de la guerra y en  control  social. Alternativa Antimilitarista.MOC llama la atención sobre el dato de que sólo con una decima parte de ese presupuesto militar y policial español, obtendríamos la cantidad con la que Acción contra el Hambre calcula que se podría acabar con la desnutrición infantil en todo el planeta. Mientras, por otro lado, el Estado español está entre los 7 mayores exportadores de armamento  mundiales, y los miembros permanentes del Consejo de seguridad de la ONU son los mayores exportadores de material bélico.”

Según Alternativa Antimilitarista.MOC “estas políticas contribuyen a aumentar la tensión, la inseguridad y  la escalada armamentística en el mundo, y nos abocan a nuevas  guerras que producen nuevos ‘enemigos’, que se utilizan como coartada para justificar más ejército y más militarismo, lo que cierra este círculo vicioso: Si quieres la paz, prepara la paz, no  la guerra”

Para Alternativa Antimilitarista.MOC “Las consecuencias de estas políticas militaristas, tanto de los  estados del bloque de la OTAN, como de Rusia y sus aliados, son  mucho más visibles para la opinión pública: la violación sistemática de derechos humanos, la destrucción y la persecución de la población civil, la violencia extrema hacia las mujeres, el expolio de los recursos, y el éxodo de millones de personas en lugares como Iraq,  Afganistán, Libia, Siria, Ucrania, entre otros territorios. Es necesario actuar consecuentemente sobre la terrible situación de las personas refugiadas: una política realmente humanitaria suspendería de inmediato estas maniobras e invertiría su presupuesto (cuya dimensión se mantinene en secreto) en ayuda al refugio de esta población que, precisamente, huye de la Guerra.”

“Tenemos que construir una cultura de paz basada en la cooperación, la justicia y la noviolencia, y no en la disuasión y la fuerza”. “Hay que cambiar el paradigma de la defensa y pasar de la seguridad  entendida militarmente, que nos conduce una y otra vez a la guerra y  la violencia, a la ‘seguridad humana’ según la definió ya hace décadas el Plan de Naciones Unidas para el Desarrollo, que pone en el centro la defensa de los derechos de las personas y la naturaleza”. En este nuevo paradigma, “los ejércitos y la estructura militar son, en realidad, una amenaza más a esos derechos y deberían ser abolidos y  desmantelados”, han declarado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: